Lubricantes Industriales

Nuestros lubricantes industriales  están cuidadosamente diseñados siguiendo como punto de partida nuestra filosofía consistente en asegurar mediante el lubricante las condiciones necesarias para un funcionamiento fiable y duradero del elemento lubricado y que junto con los últimos avances tribológicos, técnicas de lubricación y experiencia, han convertido a nuestros lubricantes como un elemento fundamental en un sinfín de aplicaciones.

En líneas generales, la utilización correcta de un  lubricante tanto en forma como en cantidad ofrecerá los siguientes beneficios: facilitar el movimiento, reducir el desgaste de los elementos en movimiento y el ruido, menor coste de mantenimiento de la máquina, ahorro de energía y eficiencia y mantenimiento de la producción.

Estas ventajas nos aportan: una separación de elementos por su resistencia a grandes presiones sin rotura de la película lubricante, protección de elementos, reducción y control de la fricción existente tanto en contactos móviles como estacionarios, evacuación o aislamiento de impurezas y disipación de calor.

Existen seis tipos distintos de lubricantes: grasas, pastas lubricantes, aceites, compounds, dispersiones, recubrimientos antifricción o antifriction coating (AFC).

Artículos técnicos de lubricantes industriales

A continuación puede encontrar los últimos artículos técnicos de lubricantes industriales que se han publicado en nuestro blog del sector industrial.