• C/ Energía, 96 - CP 08940 - Cornellá de Llobregat - Barcelona
  • Lun - Jue 8.00 -13.30 | 15.00 - 18.00
  • Vier 8.00 -13.30 | 15.00 - 17.30

Grasas Lubricantes

Mostrando 1–48 de 62 resultados

Grasas Lubricantes

Las grasas lubricantes son materiales sólidos a semisólidos consistentes en un fluido lubricante, un espesante y aditivos, su principal ventaja estriba en su permanencia en el punto de lubricación manteniendo sus propiedades. Son clasificadas según los tipos de espesantes y aceite base. Existen grasas lubrificantes con jabones espesantes y con espesantes no jabonosos.

El comportamiento fluido de las grasas depende del aceite base, del efecto espesante del jabón y de su relación con la temperatura, presión, gradiente y duración del cizallamiento. La consistencia de una grasa aumenta proporcionalmente con la cantidad de espesante debiéndose tener en consideración a la hora de seleccionar como punto de partida que para un aceite de baja viscosidad necesitaremos mayor cantidad de espesante que para un aceite de mayor viscosidad dado que su principal misión el liberar el aceite. Estas conclusiones son importantes para valorar, por ejemplo, si la grasa:

-Puede ser utilizada en un sistema de engrase centralizado (NLGI =000 a 2).
-Por su capacidad de fluir, puede ser utilizada en engranajes con engrase por barboteo (NLGI = 000 a 1. En caso de mayor rigidez, la grasa no fluye y se produce la llamada formación de túneles).
-Tiene la resistencia suficiente para poder ser utilizada en rodamientos (NLGI = 1 a 3) es suficientemente espesa para actuar como aislante en juntas, guías etc. (NLGI = 4 a 6).

Esta exposición indica las normas que se han de seguir para la posible utilización de una grasa tomando como criterio de valoración la consistencia. Debido a los múltiples ámbitos de aplicación, se trata de una exposición incompleta. Las especificaciones en cuanto a penetración trabajada y no trabajada indican si la grasa puede ser aplicada con fines de aislamiento en juntas, retenes o deslizaderas (penetración no trabajada), o para su aplicación en condiciones dinámicas (penetración trabajada), por ejemplo; en rodamientos, engranajes o cables de accionamiento.

Las grasas pueden estar conformadas como lubrificante adherente para ámbitos especiales de aplicación. Estos presentan una gran capacidad de adhesión sobre la superficie una vez introducidas en el lugar de lubrificación.