Araldite 2018 adhesivo estructural

Araldite 2018 - Adhesivo de poliuretano flexible

Araldite 2018 es un adhesivo estructural de base poliuretano bicomponente, de curado a temperatura ambiente, de color opaco pálido y ligeramente tixotrópico para uniones flexibles.

Araldite 2018 - Adhesivo de poliuretano flexible

Araldite 2018 es un adhesivo estructural líquido bicomponente de base poliuretano bicomponente, de color opaco pálido y ligeramente tixotrópico para uniones flexibles.


Propiedades Araldite 2018

  • Buena estabilidad UV
  • Ideal para unir termoplásticos
  • Baja contracción
  • Flexible
  • Curado a temperatura ambiente

Pretratamiento

La resistencia y durabilidad de una junta unida dependen del correcto tratamiento de las superficies a unir. Como mínimo, las superficies se deben limpiar previamente con un agente desengrasante de calidad, como acetona, tricloroetileno o un agente desengrasante registrado para eliminar todo resto de aceite, grasa y suciedad. Las juntas más fuertes y duraderas se obtienen bien abradiendo mecánicamente o decapando las superficies desengrasadas. Después de la abrasión se debería realizar un segundo tratamiento desengrasante.


Aplicación del adhesivo

La mezcla se aplica directamente o también puede aplicarse con una espátula a las superficies de unión pretratadas y secas. Es preciso tener en cuenta que las piezas a unir se deben montar y fijar tan pronto como se haya aplicado el adhesivo. Además, una presión de contacto uniforme por todo el área de unión asegurará un curado óptimo.


Aplicación automatizada

Una serie de empresas especializadas han desarrollado equipos de dosificación, mezcla y aplicación que permiten el tratamiento a granel del adhesivo. Además, el equipo técnico de Antala ayudará a sus clientes a elegir el equipo que mejor se ajuste a sus necesidades particulares.


Mantenimiento del equipo

En último lugar, se deben limpiar todas las herramientas con agua caliente y jabón antes de que los residuos de adhesivo tengan tiempo de curarse. La eliminación de los residuos curados es una tarea larga y difícil. Si se utilizan disolventes para la limpieza, los operarios deben tomar las precauciones apropiadas y, además, evitar todo contacto con la piel y con los ojos.