• C/ Energía, 96 - CP 08940 - Cornellá de Llobregat - Barcelona
  • Lun - Jue 8.00 -13.30 | 15.00 - 18.00
  • Vier 8.00 -13.30 | 15.00 - 17.30
Menú

Performance Lubricants de Krytox para automoción

krytox performance lubricants

Cómo los lubricantes de alto rendimiento Krytox ™ pueden reducir los fallos de los componentes y prolongar la vida útil del vehículo

En la década de los 60, la temperatura promedio del aire que entraba bajo el capó hacia el alternador estaba por debajo de 100 ° C (210 ° F). A principios de los 2000, saltó a más de 120 ° C (250 ° F), y hoy en día, las temperaturas de funcionamiento pueden acercarse a 200 ° C (392 ° F). Encontrar performance lubricants que puedan soportar el aumento de la temperatura y las duras condiciones durante un período prolongado es fundamental para el rendimiento óptimo del vehículo.

Los performance lubricants, como los perfluoropolieteros (PFPE), sobresalen en estas condiciones, creando un efecto dominó: reduciendo los fallos de los componentes, extendiendo la vida útil del vehículo, reduciendo las reclamaciones de garantía, mejorando la calidad y la lealtad del cliente, y aumentando la rentabilidad.

Entendiendo los desafíos de la temperatura y el rendimiento

Las temperaturas interiores y de debajo del capó de los automóviles varían significativamente, desde menos de -50 ° C (-58 ° F) hasta casi 200 ° C (392 ° F), y muchas aplicaciones generan calor adicional por encima de la temperatura ambiente. Con el tiempo, estas temperaturas extremas pueden hacer que los lubricantes se degraden, lo que ocasiona fallos en los componentes.

Por ejemplo, la mayoría de las grasas a base de petróleo estándar comienzan a oxidarse y degradarse por encima de los 100 ° C (212 ° F). Los lubricantes sintéticos (p. Ej., Ésteres, polialquilenglicoles y polialfaolefinas) pueden sobrevivir a temperaturas más altas, pero los lubricantes de PFPE proporcionan el mayor rendimiento, soportando temperaturas superiores a 300 ° C (572 ° F).

El rendimiento del lubricante también varía significativamente en función de las cargas, las velocidades y las condiciones ambientales, incluida la exposición a agentes corrosivos, combustible y otros materiales.

Durante una prueba estándar de resistencia de los rodamientos (ASTM D-3336) a 10,000 revoluciones por minuto, las grasas a base de petróleo duraron solo unos pocos cientos de horas, mientras que una grasa PFPE duró más de 25,000 horas.
Dadas las capacidades de rendimiento únicas de cada lubricante, comprender las fortalezas y debilidades de cada clase de lubricante puede ayudar a maximizar el rendimiento.

¿Cual es el lubricante para automoción más adecuado?

Aquí hay una descripción general de las diferentes tecnologías más comunes de lubricantes para automóviles.

Perfluoropoliéteres (PFPEs)

Los PFPE son una clase de lubricantes sintéticos utilizados en aplicaciones exigentes debido a su combinación de propiedades físicas y químicas. Los PFPE ofrecen una excelente estabilidad térmica y química, baja volatilidad y una lubricidad sin igual a temperaturas extremas. Los PFPE son el lubricante ideal cuando se necesita un alto rendimiento en un entorno extremo, y también pueden ser el lubricante elegido para aplicaciones que requieren otras propiedades, como la inercia química y la capacidad de presión extrema. Las garantías de los vehículos generalmente pueden extenderse debido al rendimiento duradero de estos performance lubricants.

Mineral

Los lubricantes minerales ofrecen una excelente estabilidad hidrolítica y una buena compatibilidad con el material de sellado, capacidad de lubricación y baja toxicidad. Sin embargo, los lubricantes minerales proporcionan poca resistencia al fuego y moderada estabilidad térmica y de oxidación.

Polialfaolefinas (PAOs)

Los lubricantes PAO cuentan con una excelente estabilidad hidrolítica, junto con una estabilidad de oxidación, volatilidad, compatibilidad de sellado y capacidad de lubricación superiores a la media. Sin embargo, el lubricante tiene capacidades limitadas para temperaturas extremas, con una estabilidad térmica moderada y una resistencia al fuego pobre.

Diéster

Los lubricantes de diéster proporcionan una buena estabilidad térmica, de oxidación e hidrolítica, así como una capacidad de lubricación, baja toxicidad y volatilidad superiores a la media. Sin embargo, el lubricante tiene una resistencia al fuego moderada y una mala compatibilidad con el material de sellado.

Poliol ester

Los lubricantes de éster de poliol tienen capacidades de rendimiento similares a los diésteres, pero con una estabilidad hidrolítica mejorada, una estabilidad térmica ligeramente más fuerte y capacidad de lubricación general.

Siliconas

Los lubricantes de silicona tienen una buena inercia química, estabilidad térmica y baja volatilidad, que los convierte en una buena opción cómo lubricante para ciertas aplicaciones. Sin embargo, su capacidad de formación de película lubricante es baja; y, en consecuencia, los lubricantes de silicona no pueden soportar altas cargas. Además, se sabe que las siliconas migran fácilmente, lo que puede causar serios problemas en una planta de ensamblaje de vehículos, particularmente alrededor de líneas de pintura.

Dónde usar los Performance Lubricants de Krytox ™ (PFPE)

Las muchas aplicaciones en la industria de automoción de los productos Krytox ™ Performance Lubricants (PFPEs) generalmente se clasifican en dos categorías:

Bajo el capó

Las temperaturas debajo del capó están aumentando gradualmente a medida que la aerodinámica dicta un empaquetado más ajustado de los componentes y, además, los motores grandes están siendo reemplazados por motores más pequeños sobrealimentados con turbocompresores para mejorar la eficiencia de combustible. Con temperaturas ambientales bajo el capó que superan fácilmente los 120 ° C (248 ° F), los PFPE tienen una lista creciente de aplicaciones automovilísticas, que incluyen:

  • Desacopladores para poleas del alternador.
  • Tensores de la unidad de accesorios frontales (FEAD).
  • Cojinetes del cuerpo del acelerador.
  • Válvulas EGR.
  • Válvulas del colector de admisión.
  • Válvulas de control de emisiones del sistema de combustible.
  • Válvulas y bombas del sistema de refrigeración eléctrica.
  • Componentes del sistema de ignición.

Interior del vehículo y NVH (ruidos, vibraciones y asperezas).

Los PFPE son particularmente efectivos para eliminar chirridos y ruidos tanto dentro como fuera del habitáculo del vehículo sin ninguna repercusión en cuanto a la compatibilidad del material. Los PFPE reducen significativamente la fricción y la acumulación de energía entre las superfícies que acabarían produciendo ruidos cuando dos partes se frotaran entre sí. Las aplicaciones que abarcan incluyen:

  • Plásticos interiores.
  • Paneles de instrumentos.
  • Revestimiento de las puertas.
  • Consolas centrales y superiores.
  • Asientos de cuero y cierres de asiento.
  • Interruptores eléctricos.
  • Burletes y sellos.

¿Qué debo hacer ahora?

Si tienes más dudas y quieres conocer las posibilidades de mejora que tiene tu aplicación industrial llámanos o completa el formulario de contacto y uno de nuestros técnicos se pondrá en contacto contigo para asesorarte.

Si quieres que te ayudemos a resolver cualquier problema relacionado con adhesivos industriales, sellantes, lubricantes industriales o productos para protección electrónica puedes contactar directamente con nuestro servicio de soporte técnico para que te podamos ayudar a optimizar tus procesos de producción.

Si te ha parecido interesante este artículo por favor compártelo haciendo clic en los botones de abajo, seguro que tienes conocidos que les puede interesar tanto como a ti.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter

Artículos relacionados

Suscríbete a nuestro blog

Ingresa tu email para recibir más artículos como este.

Araldite whitepaper

Reparaciones en condiciones extremas

Este Whitepaper explica cómo optimizar el tiempo del personal técnico de mantenimiento en entornos extremos. 

Lograr reducir el tiempo de trabajo no es fácil: a menudo se necesitan técnicos altamente cualificados que trabajan en períodos de tiempo muy ajustados y con condiciones de trabajo difíciles.